Continúa escalada de violencia en Zacatecas

Grupo armado desata terror en Fresnillo

Dispara y prende fuego a casas en seis colonias; levanta a habitantes... y el gobernador David Monreal, con Covid; en Chiapas, civiles armados incendian vehículos y chocan con la Guardia Nacional

En varias fachadas de la calle Sauces, en la colonia Arboledas, quedaron las huellas de las balas disparadas por los hombres que generaron violencia, ayer.
En varias fachadas de la calle Sauces, en la colonia Arboledas, quedaron las huellas de las balas disparadas por los hombres que generaron violencia, ayer.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Durante la mañana de este miércoles, un grupo armado provocó terror al realizar actos de violencia en al menos seis colonias y una comunidad del municipio de Fresnillo, Zacatecas.

De acuerdo con los primeros reportes, los sicarios llegaron al lugar de los hechos cerca de las 5:30 de la mañana; dispararon y prendieron fuego a las fachadas de al menos cinco casas en las calles Castaños, Cipreses y Sauces de la colonia Arboledas y posteriormente ingresaron a algunas de ellas para levantar a varios de sus moradores.

Casi al mismo tiempo, en las colonias Real de Fresnillo, Villas de Plateros, Balcones, Las Flores, Luis Donaldo Colosio y otras, se escucharon detonaciones, mientras que en la comunidad Estación San José, ubicada a 15 minutos de la cabecera municipal, los delincuentes incendiaron vehículos y según pobladores, se llevaron a un hombre.

El terror ocasionado por esta incursión armada en varias colonias de Fresnillo se vio reflejada en mensajes subidos a redes sociales por habitantes del lugar, quienes dijeron sentirse desamparados ante los hechos de violencia.

La primera institución pública que se presentó en el lugar fue el Cuerpo de Bomberos de Fresnillo, cuyos elementos sofocaron el fuego en las casas que fueron atacadas y dieron primeros auxilios a dos personas lesionadas con arma de fuego, las cuales fueron trasladadas a un hospital en autos particulares.

Usuarios de redes sociales reportaron la muerte de una persona, información que hasta el cierre de esta edicion no fue confirmada ni desmentida por las autoridades.

Elementos de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional acudieron al lugar cuando los hombres armados ya se habían retirado, presumiblemente con las personas a quienes privaron de su libertad.

En su huida, los delincuentes arrojaron a la carretera dispositivos “ponchallantas” para evitar ser perseguidos por las fuerzas del orden.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por INEGI y cuyos resultados fueron dados a conocer el pasado 19 de abril, Fresnillo es la ciudad en donde la gente vive con más miedo de todo el país.

Este municipio, gobernado por Saúl Monreal Avila, es también uno de los principales generadores de desplazados a nivel nacional, al grado de que, de acuerdo con cifras de organizaciones sociales, de enero a marzo de este año diez mil zacatecanos dejaron su hogar debido a la violencia, todos originarios de la capital, de Fresnillo y de Jerez.

Fresnillo ocupa el séptimo lugar entre los 50 municipios prioritarios para el Gobierno Federal en materia de inseguridad, debido a que de enero a mayo de este año se registraron 114 homicidios dolosos, lo que significa que en ese lapso, 4.5 personas fueron asesinadas por día.

Respecto a los hechos de ayer, hasta el cierre de esta edición la Fiscalía de Justicia estatal no había emitido información alguna. Tampoco hubo comentarios de parte del gobernador del estado, David Monreal, quien se encuentra bajo confinamiento al contraer el virus del Covid-19.

Choca Guardia Nacional con civiles en Chiapas

Elementos de la Guardia Nacional y civiles armados se enfrentaron la tarde de ayer a la altura del kilómetro 182+200 de la autopista Las Choapas Raudales-Ocozocoautla, frente a la caseta de Cobro 182 de la localidad de Ocuilapa en el municipio de Ocozocoautla, Chiapas.

Según una primera versión difundida en redes sociales, el enfrentamiento empezó alrededor de las 15:00 horas, primero entre supuestos grupos delictivos que se peleaban por el control de la venta ilegal de combustible y otras actividades ilícitas en la zona.

Otra versión, fortalecida por las autoridades, apunta a que se trató de una disputa entre miembros de la OCEZ y la MOCRI, organizaciones campesinas cuyos líderes buscaban tener el control de los locales de comida que hay a las orillas de la carretera.

Ante los reportes de violencia, arribaron al lugar elementos de la Policía Municipal y de la Guardia Nacional, los cuales fueron recibidos con disparos de arma de fuego y con vehículos incendiados.

La Secretaría de Seguridad y de Protección Ciudadana de Chiapas informó que se trató de “un conflicto entre dos organizaciones sociales”.

Homicidios se disparan 118% en pueblos originarios del país

Los crímenes que perturban la vida de los pueblos originarios, como el ocurrido el lunes en la Tarahumara, han llevado a que la tasa de homicidios dolosos se dispare 118.4 por ciento, en promedio, durante el primer cuatrimestre del 2022 respecto al mismo del 2021, en 27 de 87 municipios que concentran la principal población indígena de Chihuahua, Guerrero, Jalisco y Michoacán, donde se han gestado ataques recientes.

Una revisión hecha a los indicadores del Observatorio Nacional Ciudadano muestra que, entre enero y abril, la tasa promedio de estas 27 demarcaciones pasó de 6.5 a 14.2 por cada 100 mil habitantes.

El indicador más elevado correspondió al municipio chihuahuense de Guadalupe y Calvo, localizado en la región serrana rarámuri, con 34.06 asesinatos cometidos. Le siguió Azoyú, Guerrero, con una tasa de 26.17; Zitácuaro, Michoacán, con 25.62, y Mezquitic, Jalisco, con 23.5 crímenes.

A la lista de entidades afectadas por las actividades criminales se suma Nayarit, pues a pesar de que sus municipios con población indígena no presentaron un incremento respecto a homicidios dolosos, las cifras no dejan de ser altas, ya que en Del Nayar, La Yesca, Tepic, Ruiz y Huajicori acumularon 20 carpetas de investigación por la comisión de este delito durante los primeros cuatro meses.

Sin embargo, la preocupación expresada por autoridades no parte únicamente del número de asesinatos que se dan en las comunidades, sino de otras múltiples formas en las que la violencia aqueja a sus poblaciones.

La colindancia de las localidades nayaritas ya mencionadas —y otros municipios de Jalisco con población originaria, como Huejuquilla El Alto, Bolaños y Mezquitic— con el estado de Zacatecas ha sido motivo de preocupación para las comisiones de Derechos Humanos estatales, debido a la ola de inseguridad en esta entidad.

Gráfico
Gráfico

María de la Luz Domínguez, titular del órgano defensor de los derechos humanos en la entidad gobernada por David Monreal Ávila, aseguró que se han hecho varios exhortos a las autoridades de cada estado, a efecto de que se fortalezcan o modifiquen las estrategias de seguridad, para garantizar la pacificación de la región.

“Las comunidades que coinciden en esta parte geográfica, en donde hay una conexión, es en donde hemos observado un incremento de la delincuencia y cómo personas han sido asesinadas. Hay una familia de origen wixárika que se trasladó de una comunidad, me parece que fue de Mezquitic (Jalisco), y al pasar por municipios zacatecanos fueron levantados y asesinados”, relató a La Razón.

Refirió que la única persona sobreviviente fue el padre de familia, quien acudió acompañado por integrantes de la comisión de su estado y recibió asesoría jurídica de la comisión zacatecana, para que fuera recibido en la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas.

“Las actividades delictivas han ido en incremento y los delitos se están cometiendo cada vez con mayor crueldad en aquella región, particularmente las comisiones de Derechos Humanos de Zacatecas, Nayarit, Jalisco y también Durango, hemos hecho este llamado urgente a las fiscalías, secretarías de Seguridad Pública y gobiernos estatales”, comentó.

Además, refirió que la situación que atraviesa la región ha orillado a las familias a sumarse a la lista de víctimas de desplazamiento forzado interno a causa de la inseguridad.

“No sólo se han denunciado amedrentamientos, también se han denunciado desapariciones. Es una región en grave situación de violencia, por lo que desde las comisiones de Derechos Humanos hacemos un llamado al Gobierno federal a que sean instancias como el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional quienes intervengan para que implementen un operativo que genere la protección de los derechos de las personas que habitan estas comunidades y que, en su gran mayoría, son indígenas”, dijo.